Category Archives: La ley dice:

¿Cómo salir de Deudas?

¿Cómo salir de Deudas?

Si tu economía ya es muy complicada y ya no puedes pagar ni los mínimos de tus deudas cada mes, entonces ya una reestructura de tu deuda no es una opción. Ante este tipo de situaciones lo que buscaremos será una Quita mediante la cual, podrás liquidar tus deudas con una fracción del monto total.

Aquí, los pasos básicos para que puedas resolver este tipo de problemas.

Como podrás ver, la información es pieza clave.

A continuación, algunos enlaces con información más detallada sobre el tema:

¿Cómo funciona nuestra estrategia?

¿Cómo negociar correctamente?

Todo sobre las demandas y los embargos.

¿Qué es Defensa Del Deudor?

¡Bienvenido a la Sociedad Civil de ayuda al deudor más grande de México!

Más de 35,000 deudores UNIDOS e INFORMADOS de sus derechos.

No te ahogues en tus deudas!

¡Has llegado al lugar indicado!

Defensa Del Deudor NO es una “reparadora de crédito”. Defensa Del Deudor es un movimiento social que ayuda a los deudores a liquidar sus deudas de una forma organizada y efectiva. Aplicando una estrategia comprobada, cualquier deudor podrá liquidar sus deudas totalmente y alcanzar la libertad financiera.

Nuestros asesores expertos te guiarán y con asesorías perfectamente claras podrás conocer con exactitud el lugar en el que te encuentras en relación a tus deudas jurídicamente hablando.

La información será tu mejor arma y aquí encontrarás toda esa información de forma real y apegada a las leyes que regulan a las instituciones financieras y el ámbito mercantil general en la república mexicana.

A continuación, te presentaremos un reportaje para Hora 21 donde hablamos de algunos trucos que usan los cobradores para recuperar la cartera vencida, así como las mejores opciones que tiene el deudor para poder defenderse:

¿Realmente somos confiables?

Totalmente. 

Somos la organización de ayuda al deudor más importante, grande y prestigiosa de México. Los medios más importantes del país continuamente solicitan nuestra ayuda y opinión sobre todos los temas relevantes y de interés para el deudor e incluso difunden y recomiendan nuestras estrategias y respaldo cómo excelentes opciones para resolver cualquier problema generado por deudas.

Puedes ver los diferentes medios en los que hemos participado dando clic aquí

¿A quien ayuda la Organización Nacional de la Defensa Del Deudor?

A todas las personas responsables que deseen pagar sus deudas pero que por causas ajenas a su control (pérdida de empleo, bajas ventas en su negocio, enfermedad, etcétera) no puedan hacerlo en estos momentos.

Todas esas personas recibirán de inmediato:

  • Valoración de su caso.
  • Asesorías legales.
  • Consejos financieros.
  • Diseño de una estrategia basada en su caso particular.
  • Y todo el apoyo y protección que necesiten.

¿Tienen algún costo las asesorías?

No. El 100% de nuestras asesorías son completamente gratuitas e ilimitadas.

Todas nuestras asesorías las podrás obtener por cualquiera de los siguientes medios:

Foro: Nuestro foro de asesoría legal que trabaja 24/365. Simplemente registrate, conectate y expón tu caso. (Info. aquí)

Telefóno: Llamando a nuestras oficinas podrás obtener asesoría legal por parte de uno de nuestros asesores. (Info. aquí)

En persona: Puedes solicitar una asesoría en persona directamente en nuestras oficinas. (Info. aquí)

Radio DDD. Mediante nuestra estación de Radio por Internet, durante nuestros programas en vivo. (Info. aquí)

¿Pero y si deseo que Defensa Del Deudor me represente ante mis acreedores?

En ése caso se hará una valoración de tu caso y si existe un riesgo real de una demanda en tu contra por las distintas deudas que tienes, entonces podrás solicitar ser afiliado a Defensa Del Deudor, S. C. y obtener nuestra representación legal total desde tan solo $6.50 al día. (+ Info. aquí)

¡Ahora ya no estas solo! Nosotros te vamos a ayudar.

 

¿Cómo hacer una Dación en pago?

Cuando ya no podemos pagar existen opciones.

Cuando tenemos una deuda con un bien en garantía, como una casa o un automóvil y ya no tenemos la capacidad para seguir pagando, existe la opción de regresar el bien en cuestión a nuestro acreedor y que con eso, se cancele la deuda en su totalidad. A esta estrategia financiera se le conoce como: Dación en pago.

La dación en pago consiste en recibir el acreedor, con su consentimiento, un bien (mueble o inmueble), poniendo fin a un adeudo no liquidado.

Se necesita que exista una obligación preexistente, pues de lo contrario sería una obligación sin causa, y podría repetirse el pago por indebido, pues se produciría un enriquecimiento del que aparecía como acreedor, y un empobrecimiento del supuesto deudor, sin causa que lo justifique.

El Código Civil Federal de México explica que queda extinguida la obligación cuando el acreedor recibe un bien como pago, y si se produce laevicción de la cosa dada en pago, ésta quedará sin efecto, renaciendo la obligación primitiva.

No están facultados para recibir pagos por entrega de bienes, los representantes del acreedor, ni los voluntarios ni los necesarios.

REQUISITOS PARA DACION EN PAGO:

Todo esto requiere fe pública y se debe realizar el tramite ante un Notario.

1.- Título de propiedad del inmueble que se pretende dar en pago. (escritura con datos de inscripción en el Registro Público de la Propiedad) o carta factura del vehículo.

2.- Si adquirió primero un terreno y después construyó, o se ampliaron las construcciones, además se requiere presentar:

Licencia de uso de suelo.
Alineamiento y número oficial.
Licencia de construcción o ampliación según sea el caso.
Aviso o manifestación de obra privada o ampliación según el caso.

3.- Si el inmueble está sujeto a Régimen de Propiedad en Condominio, se requerirá:

Reglamento del condominio.
Copia de la escritura de la constitución del Régimen (si cuenta con ella).

4.- Acta de matrimonio del (los) propietarios del inmueble (si cuando adquirió éste estaba casado).

5.- Si el inmueble que se da en pago es casa habitación y se ha habitado los últimos dos años, presentar recibos de luz, ó de teléfono, ó de gas, ó estados de cuenta de alguna cuenta de inversión de una institución de crédito de los últimos dos años a nombre del vendedor, de su cónyuge, de sus ascendientes o descendientes a efecto de estar exenta la dación en pago del impuesto sobre la renta por enajenación. Si se trata de un vehículo; comprobantes del pago de tenencias, seguro y verificación si es el caso.

6.- Boleta de pago del impuesto predial al corriente (si el inmueble se encuentra en el Distrito Federal, se requieren recibos de pago del impuesto predial de los últimos cinco años).

7.- Boletas de pago de los derechos por consumo de agua de cinco años o en su defecto un certificado de no adeudos por consumo de agua.

8.- Generales de las partes (nombre y apellidos según acta de nacimiento, nacionalidad tanto de éste como de sus padres, lugar de nacimiento , fecha de nacimiento , acupación estado civil y domicilio).

9.- Si alguna de las partes va a estar representado al momento de la escritura, se requerirá el poder ante notario en el cual consten las facultades de representación, así como los generales del apoderado.

10.- Si alguna de las partes es una sociedad, se requerirá además:

Acta constitutiva de la sociedad, así como todas las reformas que hubiese sufrido la misma.
Nombre del apoderado, así como sus generales.
Poder notarial o escritura en laque consten sus facultades para representar a la sociedad con facultades adecuadas.

11.- Si alguna de las partes es mexicana por nacimiento pero hijo de padre o madre extranjero, requerirá presentar el certificado de nacionalidad mexicana por nacimiento correspondiente.

12.- Si alguna de las partes es extranjero, requerirá presentar el documento que acredite su legal estancia en el país y el adquirente requerirá firmar un aviso previo que elaboraremos para presentar a la Secretaría de Relaciones Exteriores.

13.- Identificación oficial: (credencial de elector o pasaporte)

También debes leer:

La Guía Principal del Deudor

Conoce el perfil de cada acreedor

Respuestas Inteligentes a Amenazas Absurdas (de los cobradores)

La jurisprudencia de la quita como compensación para el acreedor.

Pagar deudas con un descuento, ¿Es posible?

La jurisprudencia de la quita es descrita como la compensación para el pago de un pasivo con un monto inferior que supone, procede cuando existe una relación económica entre dos personas físicas o morales; por un lado la parte deudora y por el otro la acreedora y las cantidades que la conforman consistan en dinero, se encuentren en moratoria legal y sean líquidas y exigibles, bastando en consecuencia su alegación, aunque no siempre será necesaria la formalidad de un juicio mercantil.

Entonces la figura de la quita desempeña una función satisfactoria y definitiva, para los titulares de créditos, pues anula el deracho para que el acreedor lleve a efecto la prestación debida judicialmente al haber un común acuerdo que satisfaga el pago del pasivo del que emana ése derecho.

Ley General de titulos y operaciones de crédito

ARTÍCULO 8

CONTRA LAS ACCIONES DERIVADAS DE UN TITULO DE CREDITO, SOLO PUEDEN OPONERSE LAS SIGUIENTES EXCEPCIONES Y DEFENSAS:

Inciso VIII.- LAS QUE SE BASEN EN LA QUITA O PAGO PARCIAL QUE CONSTEN EN EL TEXTO MISMO DEL DOCUMENTO, O EN EL DEPOSITO DEL IMPORTE DE LA LETRA EN EL CASO DEL ARTICULO 132.

También lee: ¿Cómo negociar una deuda correctamente? La Guía Anti Despachos de Cobranza y Todo sobre las Demandas y los Embargos

¿Como cancelar una tarjeta de crédito?

¿Cómo debo cancelar mi tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito bien manejada es de gran ayuda, pues te puede servir para financiarte hasta por 50 días sin pagar intereses. Por otro lado, su mal manejo puede ocasionar serios problemas en tus finanzas. Si cuentas con más de una tarjeta y estás hasta el tope de adeudos, quizá sea momento de que analices la cancelación de algunas de ellas.

La Ley de Transparencia para el Ordenamiento de los Servicios Financieros establece que es tu derecho poder cancelar, cuando lo desees, los créditos al consumo con los que cuentes, tal es el caso de las tarjetas de crédito. Para hacerlo debes seguir ciertos pasos:

BrujulaCubre el monto total del adeudo
Si te encuentras totalmente decidido a cancelar tu plástico debes acudir a tu sucursal bancaria con tu último estado de cuenta y solicitar el monto de tu adeudo (consumos, comisiones, intereses) para pagarlo en su totalidad. Al hacerlo te deben dar un comprobante de que no existe adeudo.  Este paso es muy importante, tu cuenta debe quedar en ceros, sin ningún cargo a favor ni en contra.

BrujulaSolicita la anulación
Mediante un escrito solicita a tu institución bancaria la anulación de la cuenta. La carta debe contener la petición, tu nombre completo y el número de tarjeta. Incluye con ella una copia del comprobante de pago total que te dieron en el paso anterior. Ambos documentos debes entregarlos a un ejecutivo de cuenta quien  deberá acusarte de recibido.

BrujulaSolicita tu folio de cancelación
Cuando entregues tu documentación, el ejecutivo te debe proporcionar un folio o número de cancelación. Este debe indicar el número de la cuenta que fue cancelada y el titular del mismo. El folio  es la confirmación por parte de la institución de que la tarjeta ha sido cancelada.

¿Cómo cancelar la tarjeta de crédito del titular si éste fallece?

Cada institución bancaria aplica condiciones diferentes para la cancelación de una tarjeta de crédito por fallecimiento del titular y la cobertura del monto del adeudo.

La forma más común en cómo se cancela el adeudo es mediante un seguro que las instituciones tienen contratado y que cubre el saldo deudor de la cuenta en caso de fallecimiento del titular. A través de éste, se cubren los saldos en contra del cliente que existan al momento de su fallecimiento.

Otra forma es mediante la condonación del adeudo de la línea de crédito. En cualquiera de los dos casos, los adeudos que se cubren son sólo aquellos realizados hasta el momento del fallecimiento del titular. Lo que significa que no están obligados a pagar montos de adeudos posteriores al fallecimiento realizados por titulares de tarjetas adicionales.

Cabe mencionar que la ley establece que las personas a quienes el titular de un crédito revolvente haya autorizado el uso de tarjetas adicionales en ningún caso podrá ser obligado solidario o subsidiario de éste. Pero en caso de que los tarjetahabientes adicionales sigan usándolas, posterior al fallecimiento del titular de la tarjeta, el emisor podrá exigirles el pago de las transacciones que haya realizado.

Para cancelar una tarjeta de crédito por deceso del titular se debe presentar en un plazo no mayor a 180 días naturales a partir de la fecha del fallecimiento del cliente:

* Copia certificada del acta de defunción
* Identificación oficial del finado
* Identificación oficial de quien presenta la cancelación
* Escrito de notificación por fallecimiento que contenga el nombre y la cuenta del titular de la tarjeta de crédito.

Lo más recomendable es leer los contratos de adhesión que se firmaron al momento de contratar el crédito, en donde viene una clausula denominada por lo general de alguna de las siguientes formas: Seguros, Liberación de Saldos por Fallecimiento, Régimen del Saldo por Fallecimiento, Seguros sobre Saldos o Liberación de Saldo Insoluto por Fallecimiento,  para conocer la forma en la que aplica en su caso.

Tarjetas de Débito

Al igual que con las tarjetas de crédito, es conveniente que cheques las diferentes cuentas de débito que manejas, pues tener un número en exceso puede generar hoyos en tu economía. Para saber cuáles te conviene cancelar toma en cuenta:

• Comisiones por retiro en cajeros: Analiza cual es el costo que tiene realizar consultas y movimientos en cajeros automáticos, quizá te convenga conservar aquella tarjeta que te ofrece un número gratuito de retiros y consultas o las que te dan un precio más bajo por retiros en cajeros de red, en caso de ser necesario utilizarlos.
• Saldo promedio mínimo mensual requerido: Algunas instituciones requieren en ciertas cuentas que el cliente mantenga un saldo promedio mensual, de lo contrario les cobran comisiones. Verifica que tarjeta no te pide un saldo promedio para que de no contar con éste no te hagan ese cargo.

A diferencia de una tarjeta de crédito, cancelar una tarjeta de débito resulta mucho más fácil, pues se trata de tu dinero. Aunque el proceso varía de una institución bancaria a otra, en esencia los requisitos son los siguientes:

• Acude a la sucursal: De preferencia, acude a la sucursal donde abriste la cuenta, para que el trámite sea más rápido, si no puedes hacerlo acude a cualquier sucursal del banco.

• Presentar tu identificación oficial (IFE, pasaporte).

• Llevar el número de cuenta.

        • Verifica que la cuenta a cancelar esté en ceros.

• Elaborar una carta motivo para la cancelación: En algunos bancos no es necesario que realices la carta pues ahí te entregarán un escrito para firmarlo. Haz dos copias de esta carta,  una la entregarás al ejecutivo de cuenta y la otra te sellarán de recibido. En caso de que exista un problema en el futuro esta será la prueba de que hiciste el trámite. El escrito puede hacerse a mano o en computadora.

• Entregar el plástico, de contar con él. Si la llevas contigo, cerciórate que lo destruyan ante ti.

• En caso de que se trate una tarjeta con chequera deberás entregarla también, de igual forma cerciórate que la destruyan en tu presencia.

• Llevar el contrato de apertura: son muy pocas las instituciones que te solicitan lleves el contrato que firmaste al abrir la cuenta. En caso de que no lo tengas puedes llevar el último estado de cuenta de la tarjeta que quieres cancelar. Algunas otras instituciones no te solicitan ninguno de los dos.

¿Cómo cancelar la tarjeta de débito del titular si éste fallece?

La Ley de Instituciones de Crédito señala que al momento de abrir una cuenta, el cliente debe señalar beneficiario(s) del saldo de ésta. Los beneficiarios quedan registrados por escrito en el formato que la institución bancaria le proporciona para esos efectos y pasa a formar parte del contrato de la cuenta.

Al momento del fallecimiento del cliente, el beneficiario tiene derecho a disponer del saldo de la cuenta. En caso de existir varios beneficiarios, se debe verificar si el cliente estipuló las partes proporcionales que se le entregaría a cada uno de ellos, en caso de no existir el banco repartirá a cada uno por partes iguales el saldo a que tengan derecho.

El cliente puede modificar los beneficiarios que haya designado previamente, ya sea añadiendo otros o sustituyéndolos. Si no existiesen beneficiarios designados, el saldo será entregado a los beneficiarios de acuerdo a la legislación común, es decir por sucesión legítima.

Para la cancelación de la cuenta y retiro del saldo, es necesario que el interesado notifique del fallecimiento del cliente a la institución bancaria, pues el banco no asume la responsabilidad en caso de no hacerse. Los documentos que debe llevar son:

• Carta dirigida al banco con nombre completo del titular, número de cuenta, petición de cancelación por fallecimiento y firmada por el beneficiario.
• Copia certificada del acta de defunción.
• Copia de identificación del finado.
• Identificación y copia del beneficiario

A modo de recomendación

En el caso de las tarjetas de crédito, lo más probable es que algún ejecutivo de cuenta trate de persuadirte para que no canceles tu cuenta con ellos ofreciéndote bajar tu tasa de interés,  subiéndote el límite de crédito o alguna cuestión similar. Mantente firme en tu decisión y no flaquees ante la oferta.

Una vez que hayas iniciado el proceso de cancelación, no deberás utilizar nuevamente la tarjeta porque estarás añadiendo nuevos cargos a ésta y la cancelación no procederá.

No confundas el trámite de bloqueo de servicio por robo o extravío por el de cancelación. El primero tiene como fin bloquear una tarjeta, sea de crédito o débito, cuando es robada o extraviada, a fin de evitar su mal uso. Sin embargo, en ningún momento la cuenta es cancelada, sino solamente se sustituye el plástico por otro y en algunos casos tiene un costo para el tarjetahabiente por la reposición del mismo. En el caso de la cancelación, este trámite busca terminar de forma definitiva con la contratación de un producto y no representa un costo para el usuario.

No es lo mismo tener un estado de cuenta en ceros, que cancelar una tarjeta de crédito y contar con un folio que lo avale. En el primer caso, indica que no le debes al banco por conceptos de retiros o compras, pero si te estarán cobrando comisiones como la anualidad.

Modelo de carta de exposición de motivos para cancelar una tarjeta Modelo de carta de exposición de motivos para cancelar una tarjeta de crédito/débito por fallecimiento
modelo1 Modelo 2

Fuente: CONDUSEF

También debes leer:

La guía del deudor

Conoce el perfil de tu acreedor

¿Cómo negociar correctamente?

Preguntas frecuentes del deudor

Si los cobradores violan el secreto de su información personal esto es lo que Ud. debe saber.

¿Un cobrador divulga tus datos personales?

Los cobradores manejan información personal debido a las acciones de cobranza que deben ejecutar, pero en muchos casos, no cumplen con lo señalado por la ley de PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES al enviar correspondencia abierta, llamadas telefónicas a personas que no son el deudor, difundiendo datos personales por medio de Internet (redes sociales y páginas web), etcétera y todo esto exponiendo la información personal del deudor en cuestión irresponsablemente.

Ante ese tipo de violaciones a la ley, se podrá interponer la denuncia correspondiente.

Si Ud. cree que se ha vulnerado su derecho fundamental a la protección de datos, puede Ud. ponerlo en conocimiento del organismo competente con el fin de que se sancione al infractor y/o en su caso cese la infracción.

Denunciar por vulneración de este derecho es muy sencillo y tiene algunas características que lo hacen muy accesible al ciudadano, como por ejemplo, que no se necesita abogado/procurador para efectuar la denuncia (aunque sí que es recomendable tener un correcto asesoramiento), que tampoco existen vistas orales, es decir, no hay un juicio físico donde haya que personarse, y es totalmente gratuito desde el principio hasta el final.

Deberemos presentar un escrito de denuncia ante este organismo, que se puede remitir por correo postal,en los términos que se prevén en el artículo Artículo 129. de la LEY FEDERAL DE PROTECCION DE DATOS PERSONALES.

Dicho escrito deberá contener:

- Nombre y apellidos del interesado y, en su caso, de la persona que lo represente, así como la identificación del medio preferente o del lugar que se señale a efectos de notificaciones.
- Hechos, razones y petición en que se concrete, con toda claridad, la solicitud.
- Lugar y fecha.
- Firma del solicitante o acreditación de la autenticidad de su voluntad expresada por cualquier medio.
- Órgano, centro o unidad administrativa a la que se dirige. (en nuestro caso el IFAI Instituto Federal de Acceso a la Información y protección de datos personales).
- Igualmente deberemos acompañar los documentos o cualquier otro tipo de prueba que pueda corroborar los hechos denunciados.

La denuncia puede interponerla directamente por medio del IFAI http://www.ifai.org.mx

El castigo que se interpondrá en contra de la persona o empresa que ha violentado esa información será una multa de 100 a 160,000 días de salario mínimo vigente en el Distrito Federal, cuando la empresa o persona actúe con negligencia o dolo con respecto a la información personal, no observe los principios de protección de datos establecidos en la Ley u omita datos en el Aviso de Privacidad.

En el siguiente link encontrará todo lo relacionado a la LEY DE DATOS PERSONALES:

http://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5226005&fecha=21/12/2011

 

También debes leer: 

¿Cómo defenderse de los cobradores?

¿Cómo salir de deudas?

¿Qué hacer si soy demandado?

¿Cómo consignar pagos ante un juzgado civil?

Lo primero en lo que debo hacer hincapié es en el hecho de que el consignar los pagos en un juzgado, por una deuda que tengamos, funciona única y exclusivamente con los siguientes tipos de acreedores y no más:

  • Prestamistas (Usureros)
  • Financieras pequeñas
  • Cajas populares pequeñas
  • Mueblerías pequeñas

No, no y no sirve si Uds. le deben a un banco (Banamex, Banorte, etc.), tienda departamental (SEARS, Liverpool, etc.) o empresas como son FAMSA, Coppel, banco azteca y similares.

Habiendo aclarado esto tan importante vamos al tema en cuestión:

En ocasiones el acreedor ya no quiere recibir nuestros pagos, esto para que nuestra deuda se incremente desmedidamente y así, el acreedor pueda obtener el máximo beneficio económico posible, volviendo en muchos casos la deuda impagable y arruinando el patrimonio del deudor.

Para estos casos existe un procedimiento llamado “Diligencias Preliminares de Consignación”, mismas que se tramitan ante el juzgado de primera instancia competente.

Estas diligencias tienen como finalidad notificar al acreedor de que su dinero o el bien que se le adeuda, se encuentra a su disposición para su cobro ante el juez, de tal manera que el deudor al hacer su consignación ante éste último, se libera de la obligación con el acreedor.

Como les decía yo lineas arriba; pueden darse casos en que el acreedor no quiera recibir el pago, por ejemplo porque quiere que se sigan generando intereses moratorios o bien, le pide al deudor el pago total y no acepta parcialidades. En este caso, el deudor puede consignar el dinero adeudado ante el juzgado, señalar el nombre y domicilio del acreedor y la solicitud de que sea notificado judicialmente de que puede pasar a cobrar el adeudo.

También puede darse el caso de que el acreedor no quiere dar o extender un recibo de pago o bien, hacer la devolución del documento firmado (un pagaré o cheque por ejemplo). En este caso, el procedimiento es el mismo.

Estas diligencias no son propiamente un juicio, ya que no existe una controversia o litis formal y tampoco el juez resolverá en sentencia a favor de una u otra parte. Es simplemente una actuación en donde el juez se limita a recibir la solicitud del deudor; custodia el dinero o bien adeudado y le notifica al acreedor para que pase a cobrarlo.

Pueden Uds. ver lo que dispone el Código de Procedimientos Civiles del Distrito Federal sobre “Las preliminares de la consignación” en el siguiente link:

http://miabogadoblog.com/wp-content/uploads/2011/03/PRELIMINARES-DE-CONSIGNACIÓN-art%C3%ADculo-59.doc

Si no viven Uds. en el Distrito Federal visite pueden consultar el Código de Procedimientos Civiles del estado en donde se tiene el problema en cuestión.

¡Ya no puedo pagar mi crédito INFONAVIT!

¿Perdiste tu empleo y ya no puedes seguir pagando tu crédito INFONAVIT? ¡No te preocupes! El  Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores  tiene distintas opciones para que no pierdas tu patrimonio, pero es imperativo que te acerques a tiempo para solicitar tu…

Garantía INFONAVIT

¿Qué es la Garantía INFONAVIT?

Las Garantías Infonavit son beneficios que otorga el Infonavit para apoyar a los acreditados brindándoles soluciones para el pago de su crédito hipotecario, dependiendo de cada situación en la que se encuentren.

No necesitas realizar ningún trámite. La Garantía Infonavit es de aplicación inmediata y se ha diseñado, para:

  • Todos los acreditados que tengan un crédito vigente con el Infonavit; pero, la Garantía Infonavit se hace efectiva, siempre y cuando su caso no se encuentre en la fase de demanda.
  • Además, si ya perteneces a una organización vecinal en tu desarrollo habitacional, podrás obtener descuentos en la compra de materiales para el mantenimiento de tu vivienda.

La Garantía Infonavit aplica siempre y cuando cumplas con los requerimientos y especificaciones que sean acordes a la situación de tu crédito.

Acércate hoy, ejerce tu Garantía Infonavit y recuerda que siempre que haya voluntad, habrá acuerdos.

En el siguiente enlace encontrarás toda la información: Clic aquí

También te puede interesar leer:

¿Cómo salir de deudas?

Todo sobre las demandas y los embargos

¡No seas aval ni de tu abuelita!

¿Que obligaciones tengo si soy aval?

¿Y es que cuantas veces pensamos que una persona que, aparentemente es de nuestra entera confianza podría fallarnos?

Amigos, familiares, compadres e incluso compañeros de trabajo podrían caer bajo el perfil (para nosotros9 de personas “responsables” y “cumplidoras”, pero ¿en realidad podemos estar tan seguros?

Cuando una persona funge como aval, comúnmente lo hace para respaldar a familiares, amigos cercanos o hasta compadres, debido a la confianza que existe entre ellos.

Y es que cuando firmas como avalista te comprometes por completo a pagar la deuda si el deudor no puede (o no quiere) hacerlo.

“Se confunde con una solidaridad de tipo personal, ya que decimos: eres mi amigo por eso ya eres mi aval. En la cultura mexicana se da mucho esa situación”.

Y es que hoy en día, cuando la economía de todos (DE TODOS) no esta tan solida cómo quisiéramos, ¿Que nos hace pensar que nuestro querido amigo o aquel familiar tan querido va a poder cumplir cabalmente con la obligación de pagar por completo esta deuda? Cualquier imprevisto podría hacer que sencillamente no pueda cumplir e inevitablemente el pago total de la deuda recareá sobre el aval.

Pero… ¿Qué es lo que dice la ley?

En términos jurídicos, un aval es la persona física que garantiza el pago total o parcial de un adeudo, en caso de no realizarlo la persona principal obligada a ello.

Esto se formaliza con la inserción de la firma en el pagaré, contrato o letra que soporte la existencia de un adeudo, según lo estipulado en el artículo 109 de la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito.

En esa misma ley -pero en el artículo 114- se describe que “el avalista queda obligado solidariamente con aquel cuya firma ha garantizado”.

Un aval puede ser cualquier persona física o moral, que tenga capacidad económica para obligarse y tener bienes suficientes para responder a la obligación que garantiza.

El que funge como aval debe estar conciente de que asume plenamente las responsabilidades y compromisos de la persona a la que esta avalando.

Eso sí. Si el deudor no paga la deuda y es el aval el que finalmente acaba pagando entonces todos los derechos de dicha deuda pasan al aval, es decir, que se convierte en el nuevo acreedor y puede exigir el pago de la deuda al deudor directamente ya sea por la vía extrajudicial o judicial, eso sí, tomando en cuenta de que, sea cual sea la vía, va a ser muy poco probable el hacer que pague.

Un conflicto que puede arruinar una relación…

Debemos tomar en cuanta que el conflicto que se generará a raíz de todo esto afectará para siempre una relación que hasta hace apenas unos meses era cordial e incluso de cariño, ¿de verdad crees que vale la pena afectar esa relación por algo así? Es muy probable que la persona que nos solicite ser su aval se pueda molestar un poco si nos negamos a serlo, pero les puedo asegurar que esa molestia será únicamente pasajera (si es que en verdad esa persona nos aprecia tanto cómo pensamos claro está).

Piensa antes de firmar

Cuando una persona solicita un crédito, algunas empresas financieras o comerciales piden cubrir ciertos requisitos, entre ellos la presentación de un aval.

De ésta manera, la Institución que otorgó el préstamo o arrendamiento, realizará las acciones de cobro al deudor y si éste no cumple, el acreedor requerirá del aval los pagos vencidos.

Si el deudor por algún motivo no cubre las obligaciones, el aval asume la obligación de resarcir al proveedor o acreedor de los recursos en la misma forma y términos que el deudor principal.

Riesgos y responsabilidades

Si se presenta la situación de que el obligado principal no pueda pagar su deuda, entonces el aval tendrá que hacer frente a diversas situaciones.

Por un lado, debe pagar el importe total de la deuda. Si se generan gastos por cobranza, como avisos por teléfono, por correo, gestiones con abogados, intereses moratorios, o algún otro cargo por la tardanza en el pago, también tendrán que liquidarse.

En el caso de que no se cumpliera con lo pactado, el acreedor podrá ejercitar las acciones legales que correspondan, con el objeto de efectuar la cobranza.

Si el aval no paga, entonces la Institución Crediticia notifica ante el Buró Nacional de Crédito, donde podría verse perjudicado su historial crediticio al afectarse sus actuales líneas de crédito.

Además, si llegara a solicitar un crédito, la institución crediticia probablemente le negará la autorización.

Los avales, de acuerdo a las metodologías de medición de riesgos que emite la CNBV, deberán emitir al acreedor una relación patrimonial a fin de sustentar que cuenta con la solvencia económica para hacer frente al pago de la obligación contraída en caso de incumplimiento del deudor.

Mejor no buscar problemas innecesarios.

En una época tan complicada económicamente cómo la actual, es bastante común ver casos donde el deudor ya no pudo cumplir con la obligación financiera contraída y es cuando la cobranza (y los problemas) comienzan para el aval. Es entonces cuando el aval se encontrará en una situación que incluso, podría pensar que resulta injusta, cuando en realidad fue él mismo el que se metió por completo en este tremendo lío.

Por eso nuestro consejo es claro: No seas aval, fiador o deudor solidario ni de tu abuelita.

Para finalizar…

¿Cual es la diferencia entre Aval, Fiador y Deudor solidario?

Son figuras jurídicas que, aunque generalmente pudieran confundirse, son en esencia diferentes.

a) La figura jurídica del aval, por disposición de ley, solo es aplicable a los títulos de crédito (pagarés, letras de cambio, etc), salvo cuando en el contrato civil sea notorio que la terminología fue usada dado el desconocimiento de su acepción legal. Es decir que aplica cuando uno busca un financiamiento o crédito con distintas instituciones financieras, sobre todo las de menor tamaño cómo cajas populares, financieras independientes, etc.

b) La figura jurídica del fiador trae consigo un contrato accesorio al principal, es decir, el que le da origen a la fianza; por tanto, al fiador le aplican reglas y beneficios específicos y la cual se encuentra regulada en los códigos civiles (y no en la legislación mercantil).  Al respecto el Código Civil de Nuevo León, en su artículo 2686, establece que “la fianza es un contrato por el cual una persona se compromete con el acreedor a pagar por el deudor, si éste no lo hace”. Esto se da sobre todo en contratos de arrendamiento ya sea por un inmueble o mueble (un automóvil)

c)  la obligación solidaria (o deuda solidaria) no implica la existencia de un contrato accesorio, sino que implica que dos o más personas se encuentran obligadas frente al acreedor por la totalidad del contrato de que se trate. Asimismo, el código establece que “la solidaridad no se presume; resulta de la ley o de la voluntad de las partes”.  Siendo así, el acreedor puede, válidamente, reclamar a cualquiera de los deudores solidarios o bien a todos ellos, la totalidad de la deuda, salvo que se hubiere dividido la deuda en el contrato.  Otra cuestión importante es que “el deudor solidario que paga por entero la deuda, tiene derecho de exigir de los otros codeudores la parte que en ella les corresponda. Salvo convenio en contrario, los deudores solidarios están obligados entre sí por partes iguales”.

Lee la entrevista que dimos para el periódico EL ECONOMISTA sobre este tema:

Para saber más lee:

Todo sobre las demandas y los embargos, La Guía anti despachos de cobranza

Invita CONDUSEF a bancos a no demandar a los deudores cuya deuda sea menor a $40,000.00

Esto es algo qué ya en Defensa Del Deudor S. C. hemos dicho por años y finalmente la CONDUSEF ha hecho una recomendación “formal”. Ahora habrá que esperar a ver si los bancos hacen caso…

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) hizo un llamado a analizar el costo beneficio de iniciar un juicio en contra de deudores con menos de 40 mil pesos, ya que es probable que el proceso jurídico sea más costoso que lo recuperado.

“Hay casos ejemplares en los que bancos gastan más de 30 mil pesos en pagos de honorarios y multas, siendo que el monto reclamado es menor a los 3 mil pesos. Los bancos pierden dinero y tiempo de sus ejecutivos, el usuario padece un severo desgaste y sólo se beneficia el abogado que cobra por juicio o iguala”, resaltó el organismo.

De acuerdo con la Comisión, en materia de banca múltiple durante el primer semestre de este año, 89 por ciento de los casos no rebasan los 40 mil pesos de importe reclamado.

“En Condusef se han presentado casos en los cuales los abogados de los bancos alargan innecesariamente asuntos, aunque a la entidad financiera le signifique perder dinero, prestigio, clientes y hasta el riesgo de detención o arresto para sus funcionarios”, destacó.

Casos ejemplares. Hace unas semanas un juez ordenó arrestar por 36 horas a Ignacio Deschamps González, director general y presidente del Consejo de BBVA Bancomer por no cumplir una orden para cancelar cargos a la tarjeta de una clienta por 10 mil 353 pesos.

Sin embargo, el directivo promovió un amparo ante el juez Eduardo Hernández, que derivó en la concesión de la suspensión provisional, con lo que se impide a las autoridades ejecutar el arresto.

La demanda contra BBVA-Bancomer comenzó en marzo del 2010 cuando una tarjetahabiente pidió la cancelación de 10 compras por más de 10 mil pesos aplicadas a una tarjeta reportada como desaparecida. El juez ordenó cancelar además cargos de intereses, comisiones e impuestos; no obstante la institución se negó a exhibir los cálculos en que se basaron para determinar esta cantidad, y por lo tanto se impuso una multa a Deschamps que no se pagó y en consecuencia se giró una orden de arresto.

La Condusef plantea que en bien de los usuarios y de su propia conveniencia, los bancos realicen análisis de costo beneficio, entre los que se pudieran mencionar: evaluar los antecedentes que sus clientes tengan como usuarios, cuál ha sido su comportamiento historial de pago, antigüedad como usuario y con ese tipo de elementos, contar con mayores argumentos para decidir la procedencia o no de una reclamación, evitando que los asuntos se alarguen y se encarezcan innecesariamente con los inconvenientes antes mencionados.

Al día de hoy sabemos que el riesgo real de una demanda en contra de un deudor de tarjetas de crédito (por ejemplo) con una deuda menor a los $19,000.00 es prácticamente nulo, pues la relación “costo/beneficio” para el banco no es favorable. Pero sería muy bueno que este parámetro subiera a los niveles de los $40,000.00 pues se traduciría en una gran tranquilidad para miles de familias mexicanas.

Siendo realistas, vemos muy poco probable que los bancos decidan hacer algún caso a esta “invitación” que hace abiertamente la CONDUSEF, pero dicen que “la esperanza es lo último que se pierde”. Al final, solamente el tiempo nos dará la respuesta.

También lee: La Guía Anti Despachos de Cobranza y Todo sobre las Demandas y los Embargos